Rocambole, el arte, la tecnología, las armas, el crimen o una revolución

0

Durante el 2002, en plena crisis social y económica de Argentina, el dibujante Rocambole estuvo en Rosario. Esta es una pincelada que escribí hace diez años para el diario La Voz de Colón sobre el artista que inmortalizó los íconos de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Un pibe desgarbado se acerca. El tipo lo mira. Es el mismo gesto de siempre. Ya fueron miles de firmas-sellos para los chicos que le pidieron un autógrafo en servilletas, remeras o lienzos. “Sos un maestro, fiera. Seguí así”, le dice el flaco en bermudas mientras palmea al hombre barbudo y calvo. Un graffitti, en medio de la muestra, hace de la obra un híbrido urbano: “Gracias por mostrarnos el reflejo de tu alma”.

Rocambole se llama Ricardo Cohen. Nació en Buenos Aires pero desde hace un tiempo prolongado reside en La Plata. El artista que gusta que simplemente lo llamen dibujante o realizador de imágenes, carga con la responsabilidad de ser quien creó los iconos, los contornos, los colores, las oscuridades y la poética hecha ilustración de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. “No me gustan que me llamen artista plástico porque parece que el arte proviene de una inspiración divina. A mí me cuesta mucho trabajo todo esto. No deja de emocionarme cada composición. De chico siempre dibujaba historietas, nunca pensé ser artista de galería.”

Después de estudiar serigrafía, ingresó a la Escuela Superior de Bellas Artes de La Plata. Corrían los años ’60. De pantalones Oxford y primaveras democráticas. En 1967, presionado por la intervención puesta en la Universidad por la dictadura, organizó una deserción masiva y, con otros estudiantes formó una institución paralela: la Comunidad Autónoma de la Cofradía de la Flor Solar. “Fue un compromiso ético en pos de cambiar a una sociedad cada vez más caníbal. No tiene nada que ver con el camino que transitan Los Redondos. A ellos los veo como mutantes que se pasean por la tierra arrasada”.

Hay gritos, almas sin almas, luzbelitos con velas apagadas, dioses derrotados, tapas de discos, publicidades inéditas, pinturas, calaveras que se tapan los huecos de los ojos, un ángel empetrolado. “Trato de hacer las imágenes que me salen. Si tienen alguna vinculación con la realidad, enhorabuena. No lo hago adrede. Por ejemplo, una señora me dijo que aquella pintura (un tipo puro hueso tras rejas en rojo y negro) es una víctima del corralito financiero”.

Rocambole en el Palacio del Hielo es un paisaje de historia urbana. Desde el primer afiche de Patricio Rey en tinta, anunciando el rock criollo en el Teatro del Globo de La Plata en 1978 hasta proyectos hiper modernos del estudio Cybergraph, dedicados al arte digital. “El encuentro con el ordenador coincide con la aparición de Luzbelito. Me propuse investigar esto del diseño en la computadora. El cambio llega porque en las imprentas dejaron de pedirme los originales y empezaron a solicitarme diskettes”. El reconocimiento de la prensa no tardó en llegar. En 1997 Cybergraph ganó el premio ACE al “Mejor diseño de portada para disco” por Luzbelito.

El uso de la tecnología en un péndulo que se menea a través de los años. El simbolismo sencillo de Octubre como homenaje a las revoluciones es, tal vez, lo más representativo de aquellos años. “Es un trabajo sobrio, de formas recortadas. La imagen del hombre rompiendo las cadenas la hice muy a las apuradas. De haber tenido más tiempo la hubiese modificado”. Rocambole intuye, que de haberla retocado, el icono ricotero no sería el mismo.

El hombre sostiene que las exhibiciones le vienen bien porque se puede mostrar la cocina del diseño, el proceso creativo de la obra. Y, este artista que hace veinte años es profesor en Bellas Artes, rescata lo didáctico del museo. “EL boceto es la técnica fundamental”. Admite enormes influencias de la historieta argentina y asegura que la etapa de aprendizaje es en la niñez “hasta que el chico llega a la escuela”. Y remata: “La tecnología no es ni buena ni mala, depende para qué se la use. Un revólver puede adornar una pared. Incluso, esa misma arma, pudo haber matado tiempo atrás o pudo ser usada en una revolución”.

Ricardo “Rocambole” Cohen participará junto al historietista Lucas Nine y el humorista Carlos Loiseau “Caloi” en el Encuentro de Animadores de Rosario.

TXT: Juan Mascardi – @mjuanro

Compartir
Artículo anteriorLa tragedia de Once, en primera persona, vía Storify
Artículo siguienteLa magia del sonido y la pasión de la crónica periodística en Radio Ambulante
juanmascardi
Lic. en Comunicación Social (UNR 1992-1996) Especialista en Comunicación Digital Interactiva (UNR 2009-10) Director de las Lic. en Periodismo y Lic. en Producción y Realización Audiovisual (UAI-Rosario). He trabajado en Crónica TV, Cablevisión, ON24, Canal 3 TV Litoral, Canal 5 Telefé, Radio Universidad Rosario. Actualmente me desempeño como cronista en Canal 5 Telefé de Rosario y Director y Guionista del ciclo documental Sustancias Elementales que se emitió en Canal Encuentro del Ministerio de Educación de Argentina. Soy docente de las asignaturas Periodismo Televisivo y Periodismo Digital (UAI-Lic. en Periodismo) Cibercultura (UAI- Lic. en Publicidad) Taller de Realización Documental y Publicitario (UAI- Lic. en Realización Audiovisual)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here