Rosario capital nacional del periodismo digital

0

Por Juan Mascardi

Durante tres días Rosario será sede del Foro de Periodismo Digital: 5, 6 y 7 de junio de 2012 académicos y periodistas debatirán sobre el presente y futuro del webperiodismo. Mientras nos preparamos, revivimos en Crónica Z la edición 2011.

Cuatros días. Ideas y argumentos. Debates y miradas. Foro y taller. Especialistas iberoamericanos. La edición de un libro y cientos de proyectos digitales que permiten observar el futuro de los medios de comunicación en pleno presente, son algunos de indicadores en este espacio de encuentro que se realiza desde hace cuatro años en Rosario y que no posee antecedentes a nivel nacional. El Foro de Periodismo Digital se desarrolló con un bonus track, la realización -por primera vez en la ciudad- de un taller organizado por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) que preside Gabriel García Márquez, con sede central en Cartagena de Indias, Colombia.

Si de nombres se trata, este 2011 Rosario albergó una verdadera selección de especialistas en webperiodismo: Carlos Serrano de Cartagena de Indias, Colombia, Christian Espinosa de Quito, Ecuador, Alejandro Rost de General Roca, Argentina, Mario Tascón de Madrid, España, João Canavilhas de Beira Interior, Portugal, Juan Carlos Camus, de Santiago, Chile y Roberto Igarza de Buenos Aires, Argentina. “El foro, es un espacio de encuentro para debatir sobre el presente y el futuro del periodismo, que actualmente está inserto en las nuevas tecnologías”, sostienen desde la Dirección de Comunicación Multimedial de la Universidad Nacional de Rosario. Y, desde un pequeño reducto lanzado en 2008, los organizadores encabezados por el Mg. Fernando Irigaray, consolidaron el espacio como un epicentro nacional para el debate de una revolución en tiempo presente.

 

El volcán y el taller

Mientras los telediarios del mundo reflejaban las secuelas de las cenizas del volcán Puyehue, que entró en erupción tras 51 años de inactividad, el especialista español Mario Tascón, maestro de la FNPI a cargo del Taller de Emprendimientos Digitales estaba varado en San Pablo. Afortunadamente, su par colombiano Serrano, pudo abrir el curso donde participaron periodistas de Latinoamérica. El docente madrileño -cual si fuera una especie de Gran Hermano- dictó parte de sus clases vía web.

Bajo la premisa que postula que el futuro del periodismo ya no está en fórmulas infalibles sino que cada periodista tiene la necesidad de reinventarse para mantener vivo lo que Gabriel García Márquez llamó “el mejor oficio del mundo”; la FNPI lanzó el taller. Los emprendedores digitales presentaron sus propuestas y fueron esenciales en el debate del foro. Trataron de responder interrogantes propios del nuevo milenio: ¿Cómo diferenciarnos en el vasto ecosistema digital?, ¿Cómo narrar utilizando los recursos que ofrece la red? ¿Qué trucos y experiencias podemos compartir para ofrecer un periodismo útil y relevante? No obstante, luego de cuatro días varado en Brasil y de aprovechar las redes sociales para demostrar lo mal que informan los medios y las empresas, Tascón llegó a Rosario para cerrar el Foro.

 

Menos spam, más originalidad

Serrano abrió el Foro de Periodismo Digital y su conferencia se centró en “Emprendimientos periodísticos digitales: ¿cómo inventar el futuro del oficio?”. En esa reinvención, Serrano imagina al trabajador de prensa bajándose de un pedestal. Lejos del rol de ‘cuarto poder’ o centro de vanidad y halagos, tan propia de los comunicadores del siglo pasado. Y lo digital atravesando ese perfil, interactuando con la audiencia. Un público que deja de serlo para transformarse en usuario. Actor clave en la comunicación actual. “Vemos en Internet que hay mucha réplica de contenidos y hay que apuntar a la originalidad”, aseguró el joven colombiano que es responsable del portal de la FNPI en Cartagena.

 

Tranquilo desde el sur

Con un tono pausado y tranquilo, el Doctor en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, Alejandro Rost trajo a la mesa del debate un pormenorizado análisis de la red del pajarito: “Periodismo y Twitter: a 140 y capota baja”. El docente de la Universidad del Comahue de General Roca experimenta con sus alumnos con trabajos donde convergen blogs, redes sociales, infografías, audiovisuales y mucho Twitter. Algo que los medios tradicionales intentan levemente. De hecho, muchos de sus ex alumnos hoy trabajan en el diario Río Negro y experimentan con las herramientas que recogen en la Casa del Altos Estudios del sur.

Los terremotos de Haití y Chile, las revueltas en Irán, el tsunami de Japón; todo fue narrado en tiempo presente por los usuarios de Twitter. Rost repasó los sitios más visitados en Internet. “De las redes sociales disponibles, sin duda que Facebook y Twitter son, actualmente, las más importantes para el periodismo. Ambas son cajas de resonancia de acontecimientos sociales, espacios de difusión personalizada y de interacción. Rost recordó la cantidad de usuarios que poseen cada una en Argentina: Facebook 10 millones y Twitter, con una cantidad de usuarios 10 veces menor, es el canal de las primicias y de un contacto que no exige reciprocidad. “Es, quizás, la más usada por los periodistas y la más valorada como canal de recepción de noticias”, aseguró el especialista.

No obstante, el especialista dejó una frase que recupera el espíritu del cronista, de aquel que posee un valor agregado en su mirada: “En las redes sociales ocurre una parte, pero la calle muestra la panorámica más completa”. Rost le apuntó a uno de los peores vicios del trabajador de prensa, y que en el digital muchas veces se exacerba, no salir de la redacción: “hacer periodismo desde los escritorios, puede servir para muchas cosas, pero el periodismo se completa en la calle, y no sólo en las calles del centro”.

 

Como el agua corriente

El argentino Roberto Igarza profundizó en el rol de las redes sociales en las democracias. “Las transiciones son procesos desestabilizadores y, a la vez, productores de nuevo sentido”, arrancó diciendo el autor de Burbujas de Ocio ante un auditorio completo. Igarza puso el acento en la incomodidad que genera vivir en una época de transición. “Nadie atravesó las turbulentas aguas de la convergencia de medios con éxito, todos estamos navegando las incertezas con mapas provisionales. Y si nadie es nadie, es natural, entonces, que todos estemos incómodos”.

Según Igarza, la zona de turbulencia atraviesa a las instituciones herederas de otra época y describió con maestría cómo nuevos actores sociales a través de la redes pudieron desafiar a sistemas políticos: “El entramado de mediaciones sobre el que se desarrollaron los sistemas democráticos a partir de la Segunda Guerra Mundial es desafiado por nuevas problemáticas, fenómenos sociales y culturales de naturaleza disruptiva. Como parte de ese tejido, nacido por entonces para responder a las necesidades de informar, al derecho de estar informado y al deseo de entretenerse de millones de personas, el sistema cultural-mediático no escapa a esa situación”. Igarza postula a Internet como ‘derecho de ciudadanía como el agua corriente’ y describe que mientras transitamos una democracia 1.0 el sistema se enfrenta con una ciudadanía 2.0.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here