Tucumán Z, el placer de contar una historia ultralocal

0

La crónica periodística tiene un nuevo espacio para expresarse. Luego de varios meses de trabajo Tucumán Z, la primera revista digital de periodismo narrativo de Tucumán, llegó a la web.

“Todo el contenido que publicamos es propio. No nos interesa ser una web que almacena información por el hecho de amontonar notas. Y menos esa barbaridad de andar robando noticias. De hecho, tampoco nos interesan las noticias así como las vemos hoy en día. Creemos que la vida misma es una noticia, que un personaje es una noticia; que no hace falta la excusa siniestra de un accidente de tránsito o una muerte para contar la vida de alguien”, expresan en el sitio.

Te invitamos a conoce un poco más este proyecto que promete y alienta a otros periodistas y cronistas para que generen los suyos. Entrevistamos a Pedro Noli, Exequiel Svetliza, Bruno Cirnigliaro, responsables de la revista.

¿Qué es Tucumán Zeta? ¿Qué características tiene?

Tucumán Zeta es la primera revista digital de periodismo narrativo de Tucumán. Mediante la crónica periodística contamos historias que ocurren acá, en nuestra provincia. Con lujo de detalle, las narramos para nosotros, los tucumanos. Consideramos que no nos conocemos demasiado. Creemos que de nosotros, de la vida que nos une, la vida de los otros, sabemos apenas un poco. Si bien nuestras historias son ultralocales, con personajes de acá, creemos que se repiten en todas partes. Si nos ponemos a pensar, en todos lados hay mendigos, curas que trabajan en las villas, locos, deportistas fracasados. Pero casi nadie se detiene a contar sus vidas. Y eso pretendemos hacer nosotros.

¿Cómo surgió la idea?

La idea surgió hace varios años. Los integrantes de la redacción hemos transitado distintos caminos dentro del periodismo, pero cada uno por sus partes siempre estuvo ligado al periodismo narrativo. Trabajamos en diarios y nos gustó mucho escribir, pero nos dimos cuenta que el periodismo que queríamos ejercer era imposible ahí. Siempre nos gustó tener tiempo y espacio para trabajar en nuestras historias. Y en los diarios lo intentamos, pero los editores siempre están con el día a día en la cabeza. Hace poco, en el Segundo Encuentro de Cronistas de Indias, celebrado en México D.F., uno de los participantes recordó que en sus inicios un editor le dijo: “Si quiere más espacio vaya a trabajar a la NASA”. Y para nosotros la Nasa está muy lejos. Entonces nos quedamos acá y creamos nuestro propio espacio.

¿Quiénes realizan el proyecto?

Somos tres amigos periodistas o periodistas amigos, todos tucumanos, quienes llevamos adelante el proyecto: Bruno Cirnigliaro, Exequiel Svetliza y Pedro Noli. Entre los tres formamos el Consejo de Redacción que desarrolla la revista. También trabajamos junto a un equipo de fotógrafos, diseñadores, programadores y un contador.

¿Por qué se llama de esta manera el proyecto?

Porque nos gustan las letras. Y zeta escrita es hermosa. Nada más que eso.

¿Cómo definirían a la crónica periodística?

La crónica es un relato subjetivo que se aleja de las pretensiones de objetividad de cierto tipo de periodismo; un periodismo que cree que el sujeto no es parte de la narración. Pues bien, nosotros no creemos en esa ficción: sin sujeto simplemente no hay relato. El cronista le propone al lector un juego honesto. Le dice esto es lo que vi, lo que escuché, lo que compartí, lo que pensé y lo que sentí. La crónica también es un placer, el placer de contar una historia, de conocer a otras personas, sus vidas, sus sueños, sus miserias, triunfos y derrotas. Darle forma a esas realidades en un relato es simplemente lo que más nos gusta hacer en este mundo. Tal vez suene egoísta, pero todas esas historias, una vez publicadas, ya no nos pertenecen. Son de todos.

¿Qué características tiene la crónica del norte argentino?

La crónica en el Norte argentino tiene hermosas particularidades. Está en los versos folclóricos, en una zamba que narra las penas de un obrero mal pagado, en una copla amorosa o en las mesas de bares. Ahí se cuentan las historias. Ahí se está narrando el Norte. Esa es la característica que hasta ahora tiene la crónica por estos lados. Y en cuanto a la crónica como género periodístico, ahora la estamos haciendo en nuestra revista.

¿Qué contenidos publicarán en la revista?

Tucumán Zeta es una revista de contenido ultralocal. Nuestra consiga es que somos la crónica de acá, y ese acá es Tucumán. Contamos historias que sentimos como nuestras, es decir, historias tucumanas. Sin embargo, eso no excluye a lectores de otras partes, todo lo contrario, los invitamos a leernos; y la mejor manera que tenemos para hacerlo es ofreciendo relatos de gran calidad periodística y narrativa. Publicaremos mensualmente cuatro crónicas, tres de nuestro consejo de redacción y una de un cronista invitado. Además, tenemos nuestras campañas. La primera es un registro de todos los tucumanos que están fuera de la provincia. A través del género foto-perfil contamos qué es lo que hacen, sienten y quieren esos tucumanos por el mundo.

¿Creen que ante el avance de la comunicación digital se están perdiendo las historias locales y valiosas para el periodismo?

La mayor parte de los medios de comunicación digital nos saturan de informaciones efímeras, noticias que pocos minutos después de ser publicadas ya son caducas. Pero creemos que la comunicación digital también brinda otras posibilidades, en nuestro caso, contar historias. No nos interesan los visitantes que permanecen un segundo en la página y luego se van. Queremos lectores apasionados por las crónicas, lectores que lean verdaderamente y que lean mucho. Aspiramos a revaluar las historias locales y apostamos por un tipo de periodismo que ya casi no se encuentra en la prensa gráfica.

¿Cómo van a sostener el proyecto? ¿Tienen pensado alguna estrategia económica?

Los únicos ingresos que percibe Tucumán Zeta son los que generan las pautas publicitarias en la web. Para eso, tenemos una persona especializada que se encarga exclusivamente de la gestión comercial. Consideramos que el rol del periodista se desvirtúa si los cronistas, además de escribir, tienen que vender publicidad para sostener un proyecto editorial. Nuestra principal estrategia es la excelente calidad periodística del producto. Esa es nuestra carta de presentación ante los auspiciantes y ante el público.

Los invitamos a seguir el proyecto en: FacebookTwitter.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here