Por dónde comenzar una página de internet

1

Cada vez que comienzo una página o incluso un blog, el punto de partida es siempre la misma pregunta: qué quiero contar.

Responder a esa pregunta es importante porque Internet es una plataforma narrativa y también es una plataforma social, como dice Jean-François Fogel. Ambas son características fundamentales de la naturaleza de la Web. ¿Pero eso qué tiene que ver con saber “qué quiero contar”?

Cuando hay que responder a la pregunta, lo primero es evitar caer en la trampa del tema. Es decir, responder diciendo sobre qué va a ser la página en vez de decir qué es lo que va a contar. Si decimos esta página es sobre tal cosa, tenemos un enunciado. Si decimos esta página va a contar tal cosa, marcamos un enunciado y una acción.

En internet una acción es importante porque es el único modo de incluir a otro, es decir, es imprescindible para la interactividad. Siempre que vamos a contar algo se lo tenemos que decir a alguien, así correspondemos a la lógica social, y como estamos contando algo, respondemos a la lógica narrativa. En otras palabras, estamos respondiendo a la lógica de Internet.

Un ejemplo para ver cómo responder. Supongamos que queremos hacer un blog y al preguntarnos qué va a contar ese blog decimos que es un blog sobre viajes. Quedamos como al principio. Por otro lado, es más concreto y más claro si decimos que vamos a mostrar cómo se parecen y se diferencian las personas y las cosas en cada destino de viaje.

Cuando respondemos bien qué vamos a contar, esa respuesta nos da otra cosa: un norte. Prácticamente nos indica qué podemos decir, cómo lo podemos decir y en la medida en que vayamos avanzando va a dar las pautas para saber qué ideas o contenidos son más relevantes. Nos servirá para definir jerarquías y definir jerarquías es fundamental para estructurar cosas como, por ejemplo, el diseño de la página. Pero eso ya es otro tema.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here