La sintáxis y el tuit perfecto

By Flavio Vargas Gomescásseres | agosto 20, 2013 at 3:49 pm | No comments | Tinta digital | Tags: , , , , , , , , ,

La escritura del tuit es un reto sintáctico. Hay estudios sobre cómo componerlos, dónde poner el enlace, cuál es la construcción más eficiente, cuál genera más retuits. Twitter ha devuelto un interés renovado en la gramática.

Sintáxis: parte de la gramática que enseña (y señala) las reglas para unir palabras y conceptos. Es decir, cómo se pone una palabra tras otra para que se entienda el mensaje.

Encontré hace unos días un artículo interesante sobre cómo escribir el tuit perfecto, escrito por un tal Gerry Moran. Divide en el espacio de 140 caracteres los mejores lugares y construcciones para poner todo aquello que se necesite poner, buscando por supuesto, que los usuarios hagan clic o retuiteen.

Lo de Moran es evidencia de una tendencia y de una serie de recomendaciones que propone una sintáxis muy específica, una microsintáxis: reglas para escribir bien una oración, para que sea inteligible. Cómo escribir bien la oración es lo primero que se enseña en las escuelas, después de tildar, y lo segundo que se olvida.

Hay otros análisis, como los de Dan Zarrella, que demuestran un refinamiento de la microsintáxis para usar oraciones más complejas porque integran, además de las palabras y la puntuación, dos elementos: enlaces y hashtags. Es interesante ver, por ejemplo, que los signos de exclamación consiguen más retuits y menos clics. O aquel que explica, con un mapa de calor, dónde son más efectivos los enlaces.

Este tipo de información es muy útil y práctica. Por supuesto, con la salvedad de que, como en otros campos del conocimiento, son los países anglosajones que producen estos análisis, probablemente porque tienen más tiempo que nosotros. Pero hay pequeñas diferencias en las construcciones sintácticas del inglés y del español, que aparecen solas cuando comenzamos a escribir y a las que hay que hacerles caso.

En Twitter comprobamos que una cadena de mensajes pueden conducir al unfollow si el autor no los escribe bien, si no se le entiende. La razón es que internet es el terreno de lo expedito. El usuario no quiere detenerse a hacer esfuerzos de ninguna clase a menos que vaya a leer algo imprescindible y, digamos la verdad, el tuitero promedio no tiene la intención de escribir nada imprescindible. Y el tuitero realista, sabe que lo que escribe, por muy interesante que sea, casi nunca se hará prescindible.

De todos modos son muchos los usuarios que participan del refinamiento sintáctico, más allá de los talibanes de la ortografía. O de los administradores de redes sociales de las organizaciones, que están en una situación particular: necesitan vender, para vender necesitan que los lean, para que los lean necesitan que los entiendan y para que los entiendan necesitan la sintáxis.

Tal vez por las redes sociales de las organizaciones, hoy la mayoría de análisis sobre la sintaxis no salen de la lingüística sino del mercadeo. Es una situación que refleja un renacido interés por este tema que permea a otras áreas y, además, que de un modo inesperado, la economía ahora también depende también de la gramática.

Acerca del autor

Flavio Vargas Gomescásseres

Editor de medios digitales, diseñador visual y fotógrafo. Arquitectura de la información. Estrategia digital. Fue director de programas de la FNPI (Colombia) y asesor de proyectos de la Fundación Tomás Eloy Martínez (Argentina). Twitter: @flaviovargasg

Comentarios

*