Nuevas tecnologías al servicio de la Justicia

0

En la actualidad uno de los temas que se encuentra presente constantemente en los medios de comunicación son aquellos que tienen que ver con la administración de justicia. Gran repercusión han generado los cambios en el nuevo Código Civil y Comercial o en el Código Procesal Penal. Todas estas importantes modificaciones que se están realizando en el ámbito judicial tienen como objetivo, entre otras cosas, mejorar los trámites y procesos judiciales a nivel nacional, lo que se corresponde con el trabajo que se está haciendo nivel provincial.

Laura Cossovich es abogada y es la Coordinadora Informática de la Corte Suprema de Justicia del Poder Judicial de Santa Fe. La Secretaría de Informática se ocupa de la compra, gestión y mantenimientos de los recursos informáticos, ya sea software o hardware. La Dra. Cossovich habló con Crónica Z y contó cuáles son las cuestiones principales que actualmente se están llevando a cabo para mejorar y optimizar la administración de justicia en nuestra provincia.

 

 

 

 

 

 

Transformaciones en lo Civil y Penal

Al ser consultada sobre cuáles eran las últimas tecnologías que se estaban incorporando en el Poder Judicial en la provincia de Santa Fe lo primero que destacó la Coordinadora Informática fue que en el ámbito Civil se está llevando adelante la digitalización de expedientes, que tiene como objetivo, mediante el escaneo de toda la información de los juzgados (decretos, resoluciones, etc.) y con la incorporación de un nuevo sistema de gestión, permitir que el profesional o las partes puedan ver toda la información que está en el expediente papel desde internet. Mientras que en la parte Penal lo que se hizo desde el punto de vista informático fue dotar a todas las salas de audiencias para juicio oral de un sistema de audio y videograbación, información que se respalda en los servidores de la Secretaría de Informática.

Videoconferencia
“Este año se inauguró la videoconferencia en toda la provincia, hasta ahora había sido utilizada solo con fines educativos, pero ya hubo audiencias remotas tomadas con este sistema. Cuando hablo de fines educativos me refiero a toda la tarea que realiza el Centro de Capacitación de empleados, jueces y funcionarios. Las conferencias se realizan en una sede y se ven vía videoconferencia en otras sedes permitiendo que la gente no se traslade de un lugar a otro para asistir al curso de capacitación”.

Firma digital

“La Firma Digital es una forma de comunicación segura entre partes. No es una firma escaneada, sino que es un sistema de claves, un sistema de encriptación de la información. Yo envío un mail encriptado y quien lo recibe lo desencripta y sabe dos cosas de ese mail que yo envío: que no ha sido interceptado por ningún hacker en el envío, o sea asegura la integridad de la información que se envía y asegura otro dato importante que es que el emisor es quien dice ser, por ej: Yo soy juez civil y estoy emitiendo esa información en mi calidad de juez y por lo tanto quien recibe esa información sabe que el que la emitió es la persona que detenta ese cargo, o sea que la firma digital asegura también la autoría. Por eso es una forma segura de comunicación de documentos que requieran ese tipo de seguridad”. La Dra. detalló que todo el sistema de Firma Digital está regulado por el Organismo Nacional de Tecnologías de la Información (ONTI), el cual depende del Poder Ejecutivo Nacional y que se encarga, entre otras cosas, de fijar políticas de firma digital para todos los órganos que quieren tener firmas digitales del país, sean bancos, bolsas de comercio, poderes judiciales, poderes ejecutivos, etc.

“Nosotros tenemos generadas firmas digitales para todos los jueces y se utiliza a diario para comunicaciones internas. En este momento hay más de 500 ya que también existen firmas digitales asociadas a la cuenta de mail de cada oficina judicial, que en su caso, las gestiona el correspondiente Secretario de dependencia”. A pesar del gran avance que esto significa, la Dra. reconoce que todavía falta concretar un aspecto importante y es que los abogados particulares puedan contar con esta nueva tecnología. “En este momento el Colegio de Abogados está en tramitaciones ante la ONTI para conseguir firmas digitales para así poder interactuar con el Poder Judicial. También para implementar las firmas digitales en los procedimientos necesitaríamos una reforma procesal que permita notificar vía electrónica con firmas digitales. Solamente el Código Procesal Laboral incorpora en su texto esta forma de notificación, el Código Procesal Civil y Comercial actual no la prevé”.

Nuestra información, bien protegida

“En Rosario tenemos un Data Center que se inauguró en el año 2010. El Data Center es un ámbito físico de máxima seguridad donde hay servidores protegidos con un sistema que se llama de Sala Cofre, es decir, una sala de acceso restringido a la que acceden muy pocas personas y a la cual se ingresa con la huella digital de determinados funcionarios. Tiene una temperatura especial para los servidores, un aire acondicionado de precisión y en el caso que se produzca cualquiera problema técnico allí dentro, como puede ser que se queme un cable, enseguida se disparan alarmas que impactan en los celulares que tenemos los funcionarios de la oficina, donde avisa el problema ambiente que pueda haber dentro de la sala de servidores. Está protegido contra incendios, contra vandalismo y tiene un sistema que puede producirse un calor excesivo allí adentro sin que se dañe la información. Este Data Center aloja toda la información judicial de los juzgados del sur de la provincia. Cuando se licitó esa obra ningún Poder Judicial tenía Data Center de estas características, fue el primero en el país. Después que se instaló acá la Corte Suprema de la Nación licitó una obra similar para la protección de la información judicial, y en el momento en que se produjo la licitación el único Data Center que había parecido en el país era el de la AFIP. La empresa que resultó seleccionada fue una empresa brasileña, una empresa internacional, de manera que fue una licitación bastante ardua por la complejidad y por su alto costo pero estamos muy satisfechos con los logros obtenidos. Es muy importante invertir en seguridad de la información”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Avances tecnológicos de cara al futuro

“La incorporación de los juzgados a esta digitalización es un proceso que va a continuar durante todo el año que viene, estamos haciéndolo en los juzgados civiles, después seguirán los juzgados laborales, las cámaras de apelación, etc”. Otro objetivo que se plantean desde la sección de informática para el año que viene es poder llevar el sistema de videoconferencias a los centros de detención. “Tener un lugar de videoconferencia en los centro de detención permitirá que los imputados puedan tener una entrevista con sus abogados defensores vía remota. Esto evitaría que los imputados tengan que ser trasladados. En ese caso el defensor, si es un defensor oficial, podría estar acá en la sede del tribunal y evitar el traslado del detenido o en caso de una audiencia en que se requiera la declaración del imputado podría declarar directamente desde el lugar de detención”.

La Dra. Cossovich concluye diciendo que el objetivo de todo este trabajo, inversión económica, temporal y de personal tiene como finalidad agilizar los procesos judiciales pero que la tecnología es una de las herramientas necesarias. Se necesitan también otros factores que coadyuven para agilizar procesos judiciales, como cambios procesales, reingeniería de trabajo y cambios culturales.


“Toda esta digitalización de expedientes permite que el abogado venga menos a tribunales. La idea sería que venga solamente cuando tiene que tomar una audiencia y que pueda enterarse de todo lo que pasa en la causa vía internet. No solo el abogado sino también es una forma de allegar el servicio de justicia a las partes, a los usuarios que son los justiciables. Esto quiere decir que cualquier parte podría ver el trámite del expediente suyo, sea un divorcio, sea un cobro de pesos, simplemente teniendo una clave que se le otorga a la parte para poder ver el estado de su expediente desde su domicilio o desde cualquier puesto que tenga conexión con internet”.

Generalmente cuando la mayoría de las personas piensan en tecnología lo relacionan a objetos novedosos que llaman la atención a los que se puede tener acceso en la cotidianeidad o a otros que parecen inalcanzables. Probablemente pocos tengan presentes las tecnologías en las que trabaja la Oficina de Informática, pero que sin lugar a dudas constituyen avances imprescindibles que tienen como objetivo una mayor celeridad de los procedimientos judiciales, lo que conlleva mejoras en el ámbito laboral de los profesionales del Derecho y el logro de mejores resultados para los usuarios, que somos todos aquellos que formamos parte de la sociedad, cuyo resultado será una mejor justicia, uno de los pilares para lograr un mayor bienestar social.

TXT: Joaquín Fernández – @joaco236

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here