Pide tu Taxi: una alternativa de movilidad

0

En una ciudad con las características que tiene Rosario en cuanto a su urbanización, su población y su tamaño, es normal que exista un gran número de personas que usen el taxi como forma de transporte para ir al trabajo, al colegio o a cualquier otro lugar.
Sin embargo, en algunas ocasiones conseguir uno se transforma en una verdadera aventura. Una aventura que causa dolores de cabeza y molestias. Además, la constante sensación de inseguridad de algunos usuarios a la hora de tomar un taxi hace que algunos desistan de la idea y busquen otras opciones.

Para solucionar estos dos temas – la desaparición sistemática de las unidades en ciertas ocasiones, que pareciera ser obra de fuerzas sobrenaturales o abducciones de OVNIs, y la inseguridad- han aparecido en los últimos años varias aplicaciones que prometen seguridad y rapidez en la respuesta a la hora de elegir usar un taxi. Pero como dice un refrán conocido: “del dicho al hecho hay un largo trecho”.

Dentro de las múltiples ofertas que hay, analizamos la app “Pide tu taxi”, una de las que han respondido a esta necesidad y que tiene una notable presencia en Rosario, siendo sus desarrolladores rosarinos. Veremos si puede realmente mejorar la experiencia del usuario de taxis y qué le permite promocionarse como mejor que su fuerte competencia.


El intermediario

A pesar de funcionar como muchas de sus competidoras -uno se ubica en el mapa, pide el servicio, la aplicación asigna el taxi más cercano y luego se toma el mismo- hay un elemento que diferencia a Pide tu Taxi de otras aplicaciones como Easy Taxi: la presencia de la empresa de radiotaxi como intermediario. ¿Qué significa esto? Que cuando pedimos el taxi, no es el chofer quien procesa el pedido, sino que lo hace la empresa. Ésta recibe los datos del usuario -teléfono, dirección, nombre, etc.- y despacha el coche. Esta decisión de no eliminar al radiotaxi de la ecuación lleva a las posibles ventajas que la app promociona como suyas.

Privacidad y seguridad:

El hecho de que los datos no lleguen a manos del chofer presenta una primera ventaja. Que nuestra información llegue a manos de un desconocido, difícil de rastrear y poco conectable a una empresa, puede generar preocupación. Aún más si hablamos sobre qué puede hacer con esa información después de usado el servicio. Al evitar esto, Pide tu taxi promete un manejo más responsable de los datos, dándonselos a una empresa visible. ¡Nada de llamadas inesperadas por favor!

También es posible, gracias al intermediario, realizar quejas o reclamos por un mal servicio -¿a quien no le tocó un taxista que fuma adentro del auto o que escucha música a un volumen digno de un boliche?- , ya que la aplicación nos muestra qué empresa tomó el pedido junto con los datos del taxi. Incluso podría servir para recuperar cosas que nos olvidamos en el asiento de atrás del coche y evitar esa amarga sensación de haber perdido desde un paraguas hasta papeles importantes de nuestro jefe.

Seguime, te sigo

Los principales clientes de las aplicaciones de taxis son los jóvenes.

¿Por qué?

En primer lugar, algunas personas no quieren gastar tiempo y dinero en llamar por teléfono, para qué hacerlo si con descargar una aplicación y apretar un botón ya tenés un taxi esperando en la puerta.
En segundo lugar, el porcentaje de gente joven que posee un medio de transporte propio es reducido.

Por otro lado, el tema de la inseguridad está muy presente en las mujeres, tengan la edad que tengan, SIEMPRE, apenas se suben al taxi se fijan si la puerta está cerrada con traba, en caso de que el chofer tome otro camino. Puede sonar un poco exagerado pero es la realidad.

Pide tu Taxi les da a los pasajeros la posibilidad de estar más seguros durante sus viajes en taxi, con la opción Seguime. Esta opción le permite al cliente ser “seguido” por un conocido, amigo, pareja, etc., mientras hace su recorrido en el taxi. El auto se visualiza en el mapa mientras se va moviendo, y la persona no deja de verlo hasta que el cliente del taxi llega a destino. La opción Seguime funciona con un sistema de seguimiento del GPS del auto, no del celular de la persona, un hecho que resulta ventajoso en caso de que el celular del cliente deje de funcionar, pierda la conectividad a 3G, o, en el peor de los casos, sea robado… porque eso siempre puede pasar.

Si no tenés Android, no la descargues

Pide tu Taxi actualmente funciona sólo para dispositivos con sistema operativo  Android. Airtrack, el desarrollador de la aplicación, asegura que para antes de que  termine este año o principios de 2016 la aplicación va a estar disponible para iOS y  Windows Mobile, así se convertiría en multiplataforma, un paso que ya tendría que  haber para darle pelea a Easy Taxi.

Perdidos en la selva

Si el cliente no está acostumbrado a utilizar aplicaciones de servicios de movilidad  como lo es Pide tu Taxi, iniciarse en la aplicación podría resultar un poco confuso.

Esto se debe al hecho de que –una vez registrado el cliente mediante su correo  electrónico- el usuario entra de golpe en el mundo de la aplicación sin un tutorial  para guiarlo, a diferencia de otras aplicaciones que explican los pasos a seguir para  que el usuario no toque cualquier cosa y cause un lío casi apocalíptico.

Se apreciaría, para quienes no han nacido con un teléfono en la mano, agregar un tutorial, gracias.
Cabe aclarar que los nativos digitales no tendrán ningún problema para adaptarse a esta aplicación, ya que no difiere mucho de las demás; es sencilla y agradable a la vista.

De todas maneras, Airtrack desarrollaría más actualizaciones, para un acabado más pulido e intuitivo.

Desempeño:

Esta aplicación, al ser Internet-dependiente -como casi todo hoy en día- es importante considerar la cuestión de la conectividad a la hora de usar Pide tu taxi. ¿Puede el flojo servicio de 3G que ofrecen las telefónicas aguantar las necesidades de la aplicación (no hablamos de 4G todavía porque la inserción de esta tecnología no ha alcanzado a la totalidad de usuarios.)? Después de usarla con redes móviles, se puede decir que cumple con las expectativas de uso. Sin embargo, siempre es más recomendable recurrir al fiable y querido WiFi.

Al momento de descargar, la aplicación pesa 7,8 MB, por lo que el almacenamiento no es un problema considerable a menos que tengamos la memoria demasiado llena.

Durante su ejecución, podemos decir que no es de lo más rápido en abrirse e iniciarse, pero tampoco es algo como para esperar sentado. En unos pocos segundos la app se habrá abierto y estará disponible para su uso. ¡A no desesperar!
En cuanto a batería, y esto es algo remarcable, muchos usuarios se quejan de que consume grandes cantidades de energía al estar la aplicación activada. Esto es en parte un problema si consideramos que la batería y su tiempo de duración siempre ha sido un tema espinoso para muchos -tanta tecnología y todavía tenemos que salir de casa con un cargador-. La principal causa es el uso del GPS del celular y el hecho de que sigue ejecutándose en segundo plano para que algunas funciones estén disponibles. Sin embargo, la desarrolladora dice estar en camino de solucionar este problema con nuevas actualizaciones.

Una alternativa de movilidad

Para las personas que usan regularmente servicios de taxi, y que tienen un smartphone a mano, estas aplicaciones son de gran utilidad. En el caso de Pide tu Taxi existen diferencias respecto de otras aplicaciones que pueden ser potenciales ventajas. Es sólo cuestión de probar y ver cuál se ajusta a la manera de movilizarse de cada uno.
Pide tu Taxi se presenta como una alternativa útil para esta ciudad, y hay que poner un ojo en esta aplicación para ver cómo se desarrolla a futuro.

 

Txt: Ezequiel Kahla @ezekahla
Txt: Eugenia Michiels @eugemichiels

Compartir
Artículo anteriorAcalendar: el sistema para no perder turnos
Artículo siguienteFestival 404: Obfuscator, una comunidad virtual
Eugenia Michiels
Mi Twitter: https://twitter.com/EugeMichiels Soy estudiante de periodismo de la Universidad Abierta Interamericana, actualmente me encuentro cursando el tercer año de la carrera. Me dedico a escribir en un blog personal (http://jugemichiels.wix.com/librepensar), donde publico textos propios como crónicas, criticas, perfiles y cuentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here