26º Festival de Cine Latinoamericano: “El monte” de Claudia Claremi

0
Archivo fotográfico del documental.

El documental “El Monte” fue uno de los seleccionados para formar parte del 26º Festival de Cine Latinoamericano en la ciudad de Rosario. El cine Nuevo Monumental fue el elegido para la proyección en el marco de las competencias de escuelas de cine dando a conocer trabajos audiovisuales de artistas emergentes de México, Argentina, Cuba y Colombia.    

Claudia Claremi -directora, productora y cámara del proyecto- nació en Madrid en 1986 y, a lo largo de años, nutrió sus conocimientos en distintos lugares del mundo. De esta forma, construyó su visión cosmopolita tomando como fuente de inspiración las vivencias y testimonios de las distintas personas que se cruzaron en su camino. En su ciudad natal, colabora con el colectivo Elgatoconmoscas y ha organizado eventos como Verbena en Matadero, La Flor de Lavapiés en La Tabacalera y el festival de Performance Reciclada en el CA2M. 

Archivo fotográfico del documental.

Situado en la Sierra Maestra de Cuba, Claremi se adentra en la esencia de la naturaleza a través de las enseñanzas que José Manuel Rodríguez intenta inculcarle a su nieta. Siguiendo con el legado familiar, pretende que herede el respeto por la flora del monte y así, adquiera la sabiduría de los seres vivos que la rodean. Concepción que se representa con claridad a lo largo del cortometraje con la mixtura de imágenes, vídeos y narración del protagonista que nos permite inmiscuirnos en su realidad y apropiarnos del mensaje. Al finalizar el documental, nos retiramos de la sala sintiéndonos aún más capaces de encontrar similitudes entre las personas y las plantas: “hay, por ejemplo, personas que son muy buenas, que son capaces de dar todo lo que tienen y se extinguen. Llega un momento que ya no son nadie y no tienen nada que dar. Y así pasa con las plantas, que aunque quieran darte, no pueden”. 

Quizás, si más personas lograran empatizar con nuestro entorno y comprender nuestras semejanzas con la vegetación, los ríos, el océano e incluso, el aire que respiramos, no seguiríamos destruyendo este organismo vivo que, al fin y al cabo, es nuestro hogar. 

Angeles Fonti y Magalí Martínez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.