Twitch: la plataforma para compartir y demostrar tus habilidades

0

Twitch (también conocido como Twitch.tv) es una plataforma que ofrece un servicio de streaming de video en vivo propiedad de Amazon, siendo una de sus principales funciones la retransmisión de videojuegos en directo. Fue lanzado oficialmente como un beta público el 6 de junio del 2011, desde entonces, Twitch ha atraído a más de 35 millones de visitantes por mes. Además, cuenta con alrededor de 80 empleados y su central se encuentra en San Francisco.

La aplicación está diseñada como una plataforma para una cobertura de electronic sports en tiempo real. Esto incluye una gran cobertura de torneos de e-sports, streams personales de jugadores individuales y shows que hablen de contenido relacionado a los juegos.

Una de los mayores beneficios de la mencionada plataforma es que permite a sus streamers, mediante lo que genere su contenido, un ingreso compartido con esta por cada nueva suscripción a su canal. También puede generar ingresos, el uso de avisos publicitarios y patrocinios.

Twitch permite a los espectadores suscribirse al canal del streamer por $4.99 al mes, así que mientras esta suscripción esté activa, este monto se enviará de forma automática. A cambio de esto, el espectador recibe ciertos beneficios, como emoticones exclusivos, un chat solo para suscriptores, etc. Twitch se queda con el 50% de cada suscripción, por lo que el streamer recibirá $2.50 de cada una. Eso sí, hay streamers que son considerados “muy importantes”, por lo que la empresa les enviará el 70% de cada suscripción.

Para entrar en este mundo de streaming, y en Twitch, es solo necesario registrarse y generar un usuario activo en la misma. Es un menú muy abierto a la hora de definir hacia donde derivar o generar el contenido, ya sea desde miles de juegos posibles hasta miles de temas y hashtags para generar un intercambio con la gente que vera el canal.

Por supuesto, para transmitir en Twitch necesitarás de un programa que pueda grabar las acciones que realizas en tu ordenador y pasarlas a una transmisión en vivo. El programa por excelencia para llevar a cabo esta labor es el OBS Studio, una aplicación de software abierto que utilizan la mayoría de los streamers en la actualidad.

Requeriremos del acompañamiento de componentes hardware y software para poder transmitir sin problemas. Para comenzar nuestros directos, necesitaríamos una serie de estos componentes como mínimo, por ejemplo, un procesador Intel Core i5, una memoria RAM de 8GB y un sistema operativo Windows 7 o superior. También es muy importante una cámara web de buena calidad y un micrófono con sonido limpio, para que la calidad del directo sea buena y generar interés en los viewers. Y finalmente, poseer un Internet de buena velocidad, se recomienda una velocidad de 20mb como mínimo para no tener problemas de retraso en la transmisión.

Por: Emanuel Bacarini

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.