Hacer a la ecología parte de la docencia

0

Dicen que los hábitos que se aprenden a temprana edad son capaces de marcar un camino para toda la vida. Algunos de ellos se los debemos a nuestras familias y otros a nuestros educadores. El Colegio San José Obrero, situado en zona norte de Rosario, tiene como objetivo que sus alumnos desarrollen costumbres amigables con el medio ambiente.

El contenedor naranja, provisto por la Municipalidad de Rosario, fue el primer paso. Buscando, no solo enseñar qué materiales son reciclables y cuáles no, sino también facilitar la separación de residuos. Convirtiéndose en un accionar tan propio que, en muchos casos, se tornó tarea para el hogar. “Generó un efecto multiplicador”, comentó Angélica Calandra, vicedirectora del establecimiento escolar. “Las familias incorporaron los hábitos de los más pequeños”.

La búsqueda constante de fomentar opciones sustentables hizo crecer el interés no solo de los directivos y el cuerpo docente, sino también de los alumnos. Poco a poco, el contenedor naranja se convirtió solamente en una más de las tantas actividades ecológicas. La recolección de pilas, tapas de botellas, Ecobotellas, armado de cartón con pasta de papel, recolección de papel de diarios, revistas en desuso y guías telefónicas, entre otras tantas cosas.

Los plásticos duros, como los son las tapas de botellas o los envases de shampoo, se envían a una empresa que se encarga de recuperarlo al cien por ciento convirtiéndolo en rastrillos para la jardinería y coladores de pileta. Los alumnos clasifican los plásticos según su color y luego son enviados a la empresa a cambio de dinero según la cantidad de kilos, el cual se destina al mantenimiento del colegio. Otra de las propuestas con las que los niños trabajan es el rellenado de botellas, buscando evitar la contaminación con los distintos envoltorios plásticos. La página de internet “Ecobotellas Rosario” compartió una lista de residuos que se pueden poner dentro y cuales no. Una vez derretido el contenido, se utilizará para armar varillas empleadas en revestimiento y construcción.

“Conocemos también otras empresas en Buenos Aires que convierten los desperdicios plásticos en sets de juegos para el patio de recreos”.

Los educadores del Colegio San José Obrero son fieles creyentes de que los primeros pasos en la vida pueden llegar a condicionar e influir nuestro futuro. Por lo que compartir un mensaje de alerta por lo que sucede en el ambiente que nos rodea y de acción transmiten la importancia que tienen nuestras decisiones de cara a los problemas que se pueden presentar en el camino.

TXT: Magalí Martínez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.