Identidad en las redes sociales: ¿cuáles son las reglas?

1

Unos días atrás, una parte importante de los comentarios en las redes sociales (sobre todo en argentina), giraba en torno a la polémica situación por la que un periodista de la señal Todo Noticias  (TN) fue despedido de su trabajo.

Juan Pablo Romero, que hasta entonces se desempeñaba como productor en dicho canal, publicó en su cuenta personal de Twitter el siguiente mensaje:

Posteriormente, este tuit fue calificado por sus empleadores como racista y le costó a Romero su puesto de trabajo.

¿Cuáles son los límites de nuestra identidad en las redes? ¿Somos nosotros, o somos también el medio al que pertenecemos? ¿Podemos decir todo cuanto queremos? ¿Cuáles son los límites?

Para compartir apreciaciones acerca del caso y sobre los límites de la “identidad digital”, Crónica Z dialogó con diferentes periodistas que opinaron a partir de dos preguntas:

¿Qué pensás sobre el productor de TN que realizó un tuit calificado como racista?

¿Qué conducta deberían tener lo comunicadores en las redes?

  • GASTÓN ROITBERG – Lic. en Comunicación, periodista y Especialista en gestión y planificación del periodismo.  Secretario de Redacción Multimedia de LA NACION:

– “Pienso que se equivocó. Por su condición de periodista profesional tiene una responsabilidad social adicional. Cuando un periodista que tiene un perfil en redes sociales identificado con el medio para el que trabaja emite una opinión no lo está haciendo solo a título personal, es también de alguna manera la voz del medio. No fue un único tuit, fueron muchos más con ese contenido reprochable y repudiable. Es fundamental que los periodistas -y la gente de otras profesiones- se manejen con responsabilidad, educación y sentido común también en las redes sociales. Nada justifica que lo que no se dice cara a cara en el mundo off-line se diga detrás de un usuario en redes”.

– “Debería estar regulada por ciertas reglas, como en la mayoría de los medios de comunicación del mundo. Si las empresas en general tienen guidelines de utilización de redes sociales para sus empleados no veo por qué no deban tenerlas los medios. En las redes hay que ser muy cuidadosos porque se trata de comunicación electrónica que puede dar a malos entendidos, cortocircuitos y otras inconsistencias. Muchos hacen de ese espacio una suerte de ring del vale todo y se pierden la principal riqueza del espacio colectivo: la construcción de conocimiento sobre la base de experiencias y visiones diversas”.

– “La verdad es que no me sorprendió ni un poco. Creo que es más noticia el despido inmediato por parte de TN, que el comentario que hizo en Twitter. Cualquier persona (ya sea periodista o no) que tenga contacto habitual con diversos círculos, puede notar que hay un sentimiento generalizado en muchos sectores de nuestra sociedad que roza el odio, para con las clases bajas o media-bajas.

Mucho menos sorprendente es si esto además lo enmarcamos dentro de un contexto donde se trata de un periodista del grupo Clarín refiriéndose a una actividad organizada y muy vinculada al Gobierno Nacional”.

– “A uno lo primero que le brota es decir que el comunicador debe mantener una conducta en las redes sociales, debido al alcance y las repercusiones que éstas tienen o pueden tener, como en este caso. Pero como en muchos otros aspectos, el desarrollo de estas redes ha revolucionado este aspecto también. Desde mi punto de vista, hace algunos años un periodista tenía una exposición menor frente a la audiencia, y podía “medirse” en ese tiempo. Este momento de exposición constante hace que los comunicadores se muestren casi constantemente como son. Y evidentemente más allá de sus disculpas posteriores, Romero expresó lo que piensa.

Si con las llegadas de las redes sociales se bajó del pedestal al periodista y se terminó con el concepto emisor-receptor, no hay que sorprenderse de que los periodistas a veces pierdan de vista que tienen una responsabilidad y que deben manejar algunos parámetros que exceden al “doñarrosismo” de quienes opinan por deporte”.

– “Vi ese tuit… Y otros anteriores (cuando trabajaba como productor en Radio10). Creo que en el caso de Romero ganó trascendencia por que trabajaba en TN. No pasaba lo mismo cuando estaba en Radio 10. No comparto y repudio ese tipo de comentarios. El otro día un “prensa” de una concejala de la aldea publica en su Facebook una imagen, remera en primer plano que decía “No seas villero, usa auriculares!”. Estas publicaciones, lamentablemente, aparecen como algo habitual en muchos.

Hoy un colega reflexionaba en Twitter cómo cayó el nivel del debate. Ahora ante una publicación que no se comparte no se responde con otras ideas, solo insultos”.

– “Ante todo debemos hacer un uso responsable de las redes. Nosotros somos “el medio” en el que trabajamos. Es difícil escapar de eso. Y en algunas oportunidades hay que aclarar que es una opinión personal lo que uno publica. En mi caso en varias oportunidades me criticaron preguntando: ¿Aire Libre, Radio Comunitaria piensa eso?”

– “Pienso que afortunadamente cada día más gente condena socialmente las actitudes discriminatorias como el racismo, la homofobia, y muchas otras prácticas que contribuyen a naturalizar una segregación social inaceptable.

También afortunadamente vivimos en un país con plena libertad de pensamiento y expresión, donde se puede pensar y decir cualquier cosa, incluso estas barbaridades y muchas otras que leemos y escuchamos a diario en los medios digitales, radios, y en la televisión y de la que nadie se hace cargo.

Creo que los tuits de este pobre muchacho ni siquiera son racistas, más bien se trata de un tipo de segregación social que desprecia a personas con menos recursos económicos. En los espacios de comentarios de los medios digitales se pueden leer esos discursos todo el tiempo, en los espacios destinados a “los oyentes” de las radios también. ¿Esos editores de medios digitales o los productores de radio que deciden publicar esos discursos excusandose en que son “la voz de la gente” no contribuyen más a la discriminación que el productor de tv que utiiza su cuenta personal para difundir este tipo de ideas? Son preguntas que me surgen.

Claro que sin la excusa de la voz de “la gente” queda la opiníón del comunicador profesional, pero detrás de cada comunicador profesional hay un sujeto y como ya lo dije en el análisis del caso #yobancoapablojavkin para Crónica Z yo no creo que en comunicadores profesionales que puedan prescindir de su subjetividad.

La conducta de un comunicador en las redes debe ser la de hacerse cargo de sus ideas, expresar desde qué lugar -incluso desde que incertezas- se dicen las cosas y nunca perder de vista que una red social es un medio de comunicación, donde la ética y el rigor periodístico no pueden dejarse de lado.”

Como vemos, por el momento la conducta de los comunicadores en las redes sigue siendo materia opinable. Cada cual elegirá con qué principios actuar y cómo comportarse. Todavía, por suerte o no tanto, depende de cada uno.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.