¿Cómo cubrir una tragedia desde un medio digital?

0

Martes 6 de agosto de 2013. Rosario. Calle Salta, entre Bv. Oroño y Balcarce. 9:30 de la mañana aproximadamente. Fuerte olor a gas en la cuadra y un ensordecedor ruido, similar a una turbina de avión. Desesperación y temor.

Martes 6 de agosto de 2013. Rosario. Calle Salta 2141. 9:38. El escape de gas se transformó en una explosión en un edificio céntrico. La detonación se escuchó en cincuenta cuadras a la redonda, es decir, en más de la mitad de la ciudad. “Es un trueno”, “se derrumbó algo en una obra en construcción”. Presunciones. Un gigantesco humo blanco se pudo divisar desde cualquier rincón de la ciudad. La tragedia más grande de la historia de Rosario recién comenzaba.

El fuerte estruendo ya era noticiable, aún desconociendo todo lo que vendría. El primer tuit desde la cuenta de Canal Cinco fue la reproducción de una publicación de la periodista María Belén Salvañá:

La noticia tomaba cuerpo y llegó la primera imagen. La misma fue aportada por la periodista Flavia Padín y se podía ver el humo blanco que se mezclaba con el cielo rosarino.

Rosario estaba conmocionada y el boca a boca traspasaba paredes. Las redes sociales no esquivaron a esa realidad y la ciudad requería información.

***

La tarea del equipo digital en relación a la tragedia ocurrida en el edificio de Salta 2141 estuvo vinculada a la divulgación de la información, convirtiéndose en un nexo y en un servicio entre la población y los hechos. La instantaneidad de Internet permitió que los seguidores de las redes sociales y de la web de Canal Cinco estén al tanto de las últimas novedades de este hecho que conmocionó a toda la ciudad.

El criterio periodístico fue el de privilegiar la información oficial por sobre los rumores, aportando datos concretos que los funcionarios y periodistas del canal revelaron. Además se “levantó” las imágenes que distintos usuarios particulares publicaron en las redes, reconociendo un ida y vuelta propio de la comunicación horizontal generado desde los medios alternativos o no tradicionales. La profesión exige una responsabilidad y un compromiso social que se cumplió con la cobertura de esta tragedia, lejos de todo sensacionalismo y cerca del concepto de servicio a la comunidad.

A medida que se fue obteniendo más información, la cobertura digital de Canal Cinco continuó con los mismos parámetros. Se fueron revelando los comentarios de los vecinos, los pedidos de las personas y organismos oficiales y se reprodujeron las distintas fotos sacadas en el lugar por los afectados y personas que estaban en el lugar. Además de la web, las otras fuentes utilizadas fueron los canales locales, los canales nacionales y la cobertura radial. En ese momento de la mañana, cuando la desesperación reinaba se reprodujo los pedidos de rescatistas de abandonar el lugar y los edificios en cinco cuadras a la redonda.

También se transmitió vía Twitter el primer parte oficial y las declaraciones del Coordinador General de Defensa Civil, Dir. Gral. Lic. Raúl Rainone, y el secretario de Salud Pública, Dr. Leonardo Caruana. En ese parte se echó por tierra la versión que indicaba que la explosión fue en una caldera, ante la ausencia de este elemento en el edificio. La información oficial comenzó a aportar datos de donaciones y de nombres de heridos, los cuales fueron replicados en Twitter, Facebook y Web, como canales de solidaridad. El hashtag que unificó la información fue #ExplosiónEnRosario. La magnitud de la noticia requería una fuerte presencia del medio como nexo entre los requerimientos de los usuarios y la recepción de información para retransmitir.

La repercusión alcanzó niveles insospechados. Por ejemplo, la publicación donde se reflejaban los lugares donde se recibían ayudas o donaciones fue compartida 2406 veces y tuvo un alcance de 87.872 usuarios de Facebook. Otras publicaciones que fueron muy compartidas fueron la información de cómo actuar (624 veces), el requerimiento de dadores de sangre (403 veces), una galería de fotos (220 veces), el listado de personas hospitalizadas (177 veces), la actualización a cinco personas fallecidas (414 veces) y la información de la detención del gasista (108 veces), entre otros. Además, se buscó traccionar todo ese cúmulo de información desde Facebook a la web. Más de mil personas hicieron click en “me gusta” en la Página Oficial de Canal Cinco en Facebook. El alcance en esta red social se septuplicó. Se pasó de un promedio de 68 mil a 453 mil usuarios.

En Twitter fue similar. Un elevadísimo número de tuits fueron retuiteados, superando algunos los 200 retuiteos. La cantidad de seguidores aumentó considerablemente y fue replicado por medios nacionales, como La Nación.

Compartimos un Storify con la cobertura tuitera:

Por su parte la web www.canal5rosario.com.ar centró toda su información en este trágico hecho actualizando permanentemente la información y ello puede verse ingresando en el mencionado enlace.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.