“El Tata”: el libro que cuenta la vida de Gerardo Martino

0

“El Tata. Vida y obra de Gerardo Martino, de crack remolón a entrenador de Selección”. Así es el nombre del libro de los periodistas rosarinos Vanesa Valenti y Lucas Vitantonio que realizaron una exhaustiva biografía de Martino, que ayuda a conocer, en toda su dimensión, al nuevo director técnico de la Selección Argentina.

La llegada de Martino al Barcelona fue el germen de este libro, que, lejos de retratar la mera coyuntura superficial del presente del “Tata”, se mete profundo en los pasajes más trascendentales de su vida, con rigor de periodista y calidez de artesano.

Al momento de la llegada de Martino a Barcelona nos pasó mucho en la redacción del diario de recibir llamados de todas partes del mundo para saber quién era Martino, cómo jugaban sus equipos, cómo había sido él como jugador, qué idea tenía del fútbol. Y ahí se nos prendió la lamparita. Principalmente fui yo la que lo empezó a joder a mi compañero Lucas. Primero me dijo que estaba un poco loca y después nos pusimos a armar el proyecto para presentarlo a las editoriales, porque nos dimos cuenta que era una historia que había que contar, que tenía cosas que incluso nos podía sorprender a nosotros acá en Rosario, estando en la misma ciudad que el tata había cosas que no sabíamos. Así fue como nos embarcamos en esa aventura, cuando el “Tata” asume en Barcelona”, dice Valenti, co autora del libro.

Es así como a mediados del 2013, Valenti y Vitantonio se ponen a trabajar en esta biografía que vio la luz los primeros días de octubre. Vanesa explica que “había que hacer muchísimas entrevistas porque el personaje no iba a hablar con nosotros. Entonces cuanto mayor cantidad de entrevistas vos tenías más te acercabas a la realidad o a tratar de reconstruir su historia”.

Al momento de contactarse con Martino, Valenti y Vitantonio tuvieron que replegarse ya que el “tata” pasaba un mal momento por la muerte de su padre y los resultados en Barcelona no eran los esperados. Eso, sumado a la personalidad hermética de Martino implicó la ausencia de Martino en primera persona entrevistado por los realizadores. La voz del DT llega a través del puñado de entrevistas que dio durante su carrera, en un exhaustivo y meticuloso trabajo de archivo.

El libro comprende 20 capítulos que recorren su vida: la familia, la escuela, los primeros pasos en el fútbol, la afirmación como líder, la selección, el encuentro con Maradona, el tata DT, y más. La obra está organizada por capítulos, en orden cronológico, aunque mezcla, cual mazo de cartas, algunos comodines como el capítulo de los primeros tropiezos, los amigos o las claves del entrenador, donde hay más adjetivaciones y definiciones y no necesariamente una relación causal temporal.

En el texto predomina el estilo formal, con metáforas y girones clásicos de periodistas deportivos, que hacen presuponer que está apuntado a un lector promedio.

Pese a centrarse en la vida de Gerardo Martino, el libro no está específicamente dirigido para simpatizantes de Newell`s o fanáticos del fútbol. Se lee una rica historia de vida, que puede ser inspiración para muchas personas.

Dice Valenti: “El lector del libro del tata, de crack remolón a DT de la selección, se va a encontrar con el Martino que conoce a través de los medios, pero sobre todo se va a encontrar con el otro Martino. Un Martino que tiene miedos, deseos, gustos, el asado pero no la parrilla –entiéndase que no es buen asador- los valores priman por sobre todas las cosas. Donde la amistad es un culto que rinde permanentemente, donde la familia es el principal sostén y lo más importante. Es un tipo que muy inteligente y que tiene mucha voz incluso trascendiendo el fútbol.

Para obtener datos del “tata”, tanto Valenti como Vitantonio tuvieron que realizar numerosas entrevistas con gente de distintos ámbitos. Cada testimonio, como hilos, con la buena mano de los periodistas fueron tejiendo la vida de Martino: Gladis Deni de Stramazzo (maestra de 5º, 6º y 7º grado), Juan Carlos Sala (profesor de química del tata en 4º), dirigentes como Juan Carlos Merino, Carlos Altieri, periodistas como Carlos Del Frade (quien además fue compañero de escuela del tata, al igual que Fito Páez), Alejandro Cachari, Marcelo Lewandowski, ex compañeros como Hugo Scoponi, Ariel Cozzoni, Gustavo Dezotti, Jorge Theiler, ex directores técnicos como Juan Carlos Montes, el Indio Solari. También hablan sus dirigidos como Lucas Bernardi, Gabriel Heinze, entre otros.

El libro está lleno de datos coloridos y sorprendentes de Martino. Todo el capítulo 18, “Un Tata desconocido” se encarga de develar datos sorprendentes como “el odontólogo que no fue”, “un paso fugaz por el periodismo”, su gusto por las novelas de suspenso. Su pasión por el tenis, la NBA y la Fórmula 1, y más.

Dentro de ese capítulo, Valenti explica algo que le llamó mucho la atención: “Hay un tata muy humano y esto, cada vez que lo cuento se me pone la piel de gallina: yo tenía el dato de que un fanático de Newell’s le había acercado una Virgen de San Nicolás. Ésa virgen quedó en el vestuario  cuando Newell’s salió campeón. Pero además, ése chico volvió a aparecer. Es un personaje muy curioso porque ni siquiera se conoce su nombre. Nosotros no lo pudimos encontrar y aparece como una especie de fantasma en este libro. Y le trajo otra imagen cuando el Tata estuvo en Barcelona y este último, quizás contrariamente a lo que podría hacer cualquiera de nosotros, estando en un lugar como significa Barcelona, la llevó y pidió permiso en el Camp Nou para ponerla en una capilla que hay, al lado del túnel que salen los . Martino pidió permiso y llevó su Virgen de San Nicolás para ponerla al lado de la Virgen de Catalunia que es una virgen negra y la principal de esa capilla. Con eso me parece que el describe el arraigue que tiene con su ciudad y que era una manera de llevarse a Rosario, llevarse su fe, llevarse parte de su familia en esa imagen. Y tuve la suerte de pasar por Barcelona hace algunos meses y tenía ese dato pero no sabía si la habían sacado. Estuvimos ahí investigando un poco y finalmente estuvimos ahí y si, está al lado de la Virgen de Catalunia y eso me parece que habla de un Martino muy humano.

Pero a Vanesa, ése no fue el único dato que le llamó la atención: “Un dato que me sorprendió es, por ejemplo, es que siempre creímos que era hijo único y no fue así. Tuvo una hermanita, Mariela, que murió muy chiquitita con una enfermedad, lo cual imaginamos y contamos en el libro lo marcó a pleno”, cuenta la periodista.

El libro, además, está acompañado de innumerables anécdotas de color que la misma autora señala: “A mí me encanta un capítulo que se llama El remolón, que habla de cómo a Martino le costaban las rutinas físicas en los entrenamientos y cómo cortaba camino, sobre todo con Ariel Cozzoni a quien le decían la chancha” (risas). “Justamente a los dos les costaba mucho. Esto también lo va descubriendo a él como persona.”

Es así entonces como con “El Tata” y tal como sus autores lo advierten, se puede conocer a Martino “en toda su dimensión”. Adentrarse en las páginas no es sólo repasar lo que todos podemos conocer en cuanto a lo que le fue sucediendo profesionalmente, sino que se puede ver la personalidad, el valor de las ideas, sus principios, aciertos, desaciertos y miedos.

Finalmente, le preguntamos a Valenti cuáles son sus expectativas con el libro, el cual, ya se puede encontrar en las librerías más importantes del país (pertenece a la editorial Planeta). “No sé. Por ahí no hay que poner las expectativas tan altas porque uno se puede llegar a desilusionar. Pero no era un libro pensado para un entrenador de selección y sin embargo, al momento de salir el libro es eso y el personaje es tan fuerte que nosotros como periodistas estamos sorprendidos  por la dimensión que tomó el libro. Hemos recibido llamados, incluso desde Barcelona  de Cadena Ser, de Salta, Mendoza, todas las provincias donde van viendo el libro y que quieren saber un poco más. Nosotros lo tuvimos mucho tiempo acá en Rosario y quizás pasa eso, que por tenerlo en nuestro lugar no terminamos de dimensionar y ahora vemos que no sólo desde Barcelona lo quieren conocer a Martino sino ahora todo el país quiere saber quién es el técnico de la selección y entonces lo que esperamos que suceda es que muchas personas se puedan encontrar con esa historia que nosotros queremos contar y que realmente disfruten del libro. Siempre se va a poder hacer mejor, pero en este momento este es nuestro resultado. Y con que a una persona el libro le deje algo eso es fundamental.  Lucas (Vitantonio) decía el otro día que el libro no se termina cuando enviamos el último mail con el último material a nuestro editor de Planeta ni tampoco cuando llega a la librería, sino que se termina cuando el lector lo lee, lo cierra, y se queda con algo y hacia ahí vamos No es una cosa que quisimos hacer por cuestiones comerciales, sino por una realización profesional y en este caso, con un gustazo para nosotros que fue haber descubierto otro Martino, que además nos enseñó cosas a nosotros. Si eso también sucede con el lector, estaremos mucho más que realizados”.

(Foto: Rocío Valenti)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.