El lenguaje como productor y reproductor de efectos

0

De chico vivía en el campo y quería estudiar agrimensura, se dio cuenta que eso lo “embolaba” y que lo realmente disfrutaba era leer.  Juan Bonnin se embarcó en la carrera de letras, pero al tiempo se desencantó ya que el análisis y la crítica literaria no eran lo suyo. Perfiló para otro lado, llegó a la lingüística y dentro de ella halló que desde el análisis de los discursos “podía llegar a cambiar las cosas de este mundo horrible en el que vivimos”.

Con ansias de generar cambios y mejorar el  entorno en el que habitamos Bonnin llegó, de la mano de recomendaciones, a las a las TedX rosarinas con varias ideas casi determinadas. El primer boceto iba directamente a la acomodación comunicativa, a la manera en la que las personas se adaptan al otro en una charla, pero entre idas y vueltas con sus coaches llegaron al fruto final: la desigualdad lingüística.

Con un tema presente, pero poco hablado como tal en la cotidianidad, decidió partir de lo anecdótico cómo es el irse del médico con una  receta incomprensible, para poder llegar al indicador común que es cómo dejamos fuera al otro en un diálogo. “La desigualdad lingüística produce y reproduce desigualdades más amplias”, afirmaba mientras nos explicaba hacia donde  buscaba llegar con sus palabras en los siete minutos que le habían asignado.Resultado de imagen para juan bonnin tedx rosario"

Pero sin ser un problema que se soluciona con una simple acción y en tiempos en los que el feminismo lleva en sus hombros las mismas ansias de mejora y equidad que Juan Bonnin lleva en sus palabras,  acercaba sus ejemplos la cuestión del lenguaje inclusivos y de conquista de derechos. “Cuando conseguimos la ley de cupo femenino no se termina la pelea, ni cuando todos digamos todes se termina el problema de la desigualdad”,  ejemplifica y nos lleva a la reflexión de que nos encontramos frente problemas que constan de un proceso y que el lenguaje es un eje central en la discusión ya que se va a ver afectado “por una realidad que lo empuja y lo hace ser parte”.

Es así como su interés por la investigación hizo que entendiera a la lingüística, no como una ciencia que estudia el lenguaje sino como la que estudia la cultura humana y afirma que lo que más le interesa “es ver qué tipo de significado le damos al mundo que nos rodea y  cómo podemos hacer para intervenir sobre eso”.

Por: Ailén Pedrotti

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.